konstantin makovsky1

XXXVIII

Tenia que resolver la situaciòn en pocos dias. El mes estaba concluyendo y el dia uno tenia que empezar a trabajar. Busquè la ocasiòn adecuada. Queria comunicàrselo unicàmente a mi hermano. Necesitaba serenidad y si ella estaba entrando  y saliendo por alli no la iba a poder tener. La escuchè decir que iba a marchar con su hermana. Busquè a mi hermano y le encontrè en la habitaciòn. Me pareciò que tambien tenia intenciòn de salir.

-Queria hablar contigo. Tengo algo que decirte.

-Dime

-He encontrado un trabajo y queria que lo supieras. Empiezo el dia 1.

-Un trabajo-me dijo despuès de un rato-Bien me parece. Asi los gastos de la casa los llevaremos mejor. ¿Y donde es ese trabajo?

-Es en el restaurante de Pedro L. Necesitaban un ayudante en la cocina y me han admitido.

-No sabia que buscaban personal. Alguna vez hablo con èl.

-De momento serà en el verano. Pero me dijo que se podia prolongar.

-Pero luego en invierno ya no podràs. Estàs estudiando..

-Eso ya lo verè. Ya lo se que estoy estudiando.

-Es buena noticia. ¿Se lo has dicho a Manuela ya?

-No se lo he dicho. Algo màs queria decirte….

-Bueno,tu diràs..

-Si..Ya no voy a vivir aqui con vosotros. Me marcho

-¿Donde te vas?. El bar de Pedro no està muy lejos..

-Me quedo a vivir en casa del  padre Juan. Me alquila una habitaciòn

Fuè uno de esos momentos en que el silencio podia ser peor que un insulto. Aquel comportamiento suyo cargado de frialdad me estaba doliendo. En ningùn momento me mirò a los ojos. No dejò de abotonar su camisa y de buscar una chaqueta en el armario. No se puso aquella chaqueta sino que la tomò en la mano y luego buscò hasta encontrar las llaves. Entonces se aproximò hasta mi y me mirò fijamente. Tardò un rato en hablarme.

-Asi es que esas tenemos…Bien,si lo que deseas es marcharte puedes hacerlo. Yo no voy a retenerte y ya eres mayor. Pero creo que tu no sabes la locura que estàs haciendo. ¿Tu sabes las bromas que voy a tener que aguantar yo por las tardes en la partida?. Pero tu no tienes vergüenza ninguna. Dejar a tu familia para meterte a vivir en la casa del cura. Escucha bien lo que te voy a decir,malcriado. No te lo voy a repetir. Procura recoger bien todas tus cosas porque una vez salgas por esa puerta con la maleta aqui no volveràs a poner el pie. ¿Me has entendido?

No esperò contestaciòn mia y se marchò. La situaciòn no la habia imaginado tan cruda. Tenia màs trabajo del que creia. Iba a tener que llevarme los libros y el ordenador tambien. No queria deshacerme de nada. Tendria que ir a la imprenta a pedir prestadas unas cajas de cartòn. Ropa no tenia una gran armariada y seria fàcil de meter en la maleta y en varias bolsas.

Habia pensado que la despedida no iba a ser un camino fàcil. Pero mi hermano,siempre tan altivo,se habia situado en la cumbre de su altivez para responderme. Su actitud no iba a mejorar nada porque Manuela todavia no lo sabia. Y en el momento en que èl se lo comunicara ella sacaria el fuelle para avivar el fuego.Y mi hermano se incendiaria. El primer paso y el màs dificultoso ya estaba dado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s