Anton_Chekhov,_portrayed_by_Nikolay_Chekhov

XLI

No me costò adaptarme al empleo del restaurante. Trabajaba siempre por las mañanas y tenia libres las tardes. A mitad de semana tenia un dia libre y el fin de semana trabajaba porque era cuando màs movimiento habia alli. Las posibilidades de encontrarme con mi hermano se disiparon porque los domingos no podia acudir a la misa.

Una de aquellas mañanas durante mi descanso del almuerzo me llegò un mensaje. Era de Daniel. Me preguntaba como estaba y me decia que estaba aquella semana de vacaciones. No lo pensè y sali a la calle para hablar con èl. Me contestò al primer toque.

-Hey bebè

-Hola Dani. Me pillas trabajando.

-Oh. Lo siento. No quise molestarte. Yo tengo esta semana vacances y la pròxima marcho a Perù. Estaremos alli quince dias.

-¿Quieres quedar ?.Yo puedo siempre por las tardes

-Claro que quiero. Dime cuando

-Mañana…Irè a verte mañana despuès de las cinco

-Perfecto. Te espero entonces

Recièn dejè de hablar con èl me dije a mi mismo que me habia vuelto loco. Y otra voz interior parecia decirme: “¿Y por que lo llamaste?”. Pero era mi secreto,mi propia vida. Y yo era quien tenia que tomar las decisiones. No tenia porque decirle a Juan donde iba a ir aquella tarde.

Aquel dia lleguè a casa de Juan a la hora acostumbrada. El ya habia comido. Muchos dias yo comia algo en la cocina. Algo debiò notar en mi cara ò en mi espiritu porque cuando me viò entrar me preguntò:

-¿Ha ido todo bien? Te noto cansado ò …no se..¿Pasò algo?

-No,fuè todo bien..Mucho trabajo hoy..Creo que me acostarè un rato y luego ya tomamos juntos un cafè..¿Vàs a salir esta tarde?

Y mientras iba diciendole esto le habia rodeado con mis brazos hacièndole mimos. Y pensè que esto no era propio sino de una autentica zorra que engaña al marido. Pero no me senti culpable. Me acostè y dormi profundamente. Debia estar cansado. Solo despertè cuando Juan vino y se sentò a mi lado en la cama.

-Cansado debias estar y no sabes ni la hora que es…

Me desperecè una y otra vez. Sabia que a Juan le excitaba cuando lo hacia y no tardaria en querer meterse en la cama conmigo.

-No seas zorra y no me provoques…Son màs de las nueve de la noche y tenemos que cenar…Luego ya jugaremos que mañana tienes fiesta…

Pero no le hice caso y segui excitàndole. En el fondo èl estaba deseando meterse en la cama conmigo. Y yo iba desnudo y hacia un rato me habia duchado. Cuando vi que se estaba quitando la ropa soltè una carcajada interior. Tenia el camino allanado para mi plan del siguiente dia. Esperè a la cena para decirselo.

-Irè mañana por la tarde al centro. Quiero mirar algo de ropa

 

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s