Pintura holandesa-Museo Thyssen

XLIII

-¿Por que te sonrojas?-me preguntò Juan serio-

-No lo se. De repente me subiò este calor a la cara. Quizà serà el calor del verano.

-Tu sabes muy bien porque te ha pasado. Y yo tambien.

Sabia que si me rendia y seguia avergonzandome estaba completamente perdido. Me preguntè si me habria seguido para hacerme esas acusaciones. Entonces me envalentonè y no agachè la cabeza. Lo desafiè y le preguntè:

-¿De que me estàs hablando?. La verdad es que no te entiendo

Fuè entonces cuando se levantò de la mesa de manera brusca.

-Vas a decirme que has ido a hacer a un piso de la avenida del doctor S. esta tarde a las cinco. ¿Hay alguna tienda clandestina de ropa alli?.¿O has ido a visitar a algùn pariente?

-¿Estuviste siguiendome desde que sali de casa?. Esto ya es el colmo.

Y dejando la mesa fui a buscar las bolsas con lo que habia comprado y quise marcharme a la habitaciòn.

-Te hice una pregunta y espero una respuesta. ¿Que fuiste a hacer alli?

-Pero ¿para que quieres saberlo?

-Veo que no llevas intenciòn de decirmelo. Eres una maldita puta. Imagino lo que has ido a hacer alli…pero dime quien es

-Tu no le conoces…y vamos a zanjar aqui el tema

Quedè extrañado pero no me replicò y le vi dirigirse a la habitaciòn. Pasò rato y supuse se habria acostado. Me tumbè en el sofà y estuve pensando en mi comportamiento. No habia sido el màs adecuado. Yo era culpable y no debia haberle desafiado como lo habia hecho. Pensè como me habria sentido yo si  la situaciòn hubiera sido la opuesta. Yo no habria tenido la serenidad que aquella noche tuvo èl. Yo rapidamente hubiera entrado en el terreno de la histeria. Habia cometido un error.

Me fui a la cama. Notè que estaba despierto. Me di una ducha y llevè la ropa al cesto. Entonces me aproximè a èl por detràs y le di el beso de buenas noches.

-Perdòname,Juan

No recibi respuesta en ese momento. Pero a eso de la medianoche yo estaba dormido cuando me despertaron sus besos.

-Zorrita…perdoname. Yo se que no puedo darte todo lo que tu necesitas…No me gusta lo que has hecho..y no quisiera comportarme asi contigo…Pero me da miedo de perderte y los celos pueden conmigo

Y aquellos labios que habian estado besando a Daniel unas horas antes lo besaron a èl. Solo que me di cuenta que Juan ocupaba un lugar màs importante en mi vida. Mi Juan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s