Gran duque Dimitri con su hermana

XLV

Despuès de la cena ellos se sentaron a conversar. Les servi unas copas. Yo preferi retirarme porque al dia  siguiente tenia que trabajar y estaba cansado. Cuando ya me marchaba Juan me dijo:

-Esperame despierto que no tardarè en ir.

Me quedè dormido escuchando sus voces y sus risas. La voz de Marcos era profunda,la de un autèntico macho alpha. Aquel hombre me habia excitado desde que lo habia visto. Su forma de estrecharme la mano habia sido como una señal secreta. Pero no podia volver a traicionar a Juan. El diablo me habia traido la idea una vez màs. Me cubri los ojos con las manos y tratè de no pensar. Debi quedarme dormido entonces.

Cuando regresè del restaurante no habia nadie en casa. La mañana habia sido tranquila y al dia siguiente libraba. Las visperas de los dias libres me encontraba de mejor humor. Al salir de la ducha me echè en el sofà. Ni siquiera preparè la cena. Solo tenia ganas de quedarme alli con los ojos en paz,sin ver ni escuchar a nadie.

Llegaron a la hora de la cena. Juan me preguntò si habia preparado la cena. Traian unas bolsas de compras.

-Mejor que no hayas hecho nada. Marcos se empeñò en comprar esto.

Despuès de haber cenado me sentè con ellos en la sala. Al dia siguiente no tenia que madrugar y estaba deseando escuchar la conversaciòn de Marcos. Sacaron unas botellas y  estuvimos bebiendo hasta la medianoche. A esa hora yo empecè a sentirme mal y vi que Juan estaba aùn muy sereno. Dije que estaba mareado y le pedi a Juan que me llevara a la cama. Se levantò ràpido.

-Claro que si. Ahora mismo te llevo. Mira Marcos como llevo a mi zorrita a la cama….

No escuchè ningùn comentario de Marcos. Yo me limitè a cerrar los ojos y a dejar que Juan me tomara entre sus brazos. Cuando me dejò sobre el lecho y me quitò la poca ropa que llevaba empezò a decirme:

-No vayas a  enfadarte por lo que voy a decirte. Y creo no te asustaràs tampoco. Pero Marcos quiere venir mañana a la cama con nosotros

Me incorporè como pude y quedè miràndole

-No vayas a decirme ahora que estàs escandalizado. Vamos duermete  que a Marcos le gusta madrugar.

No le repliquè. Habia pensado en la posibilidad de tener sexo con Marcos. No iba a negarlo. Pero la idea de estar con èl y con Juan juntos no se me habia cruzado por  la cabeza. Cuantas cosas estaban sucediendo en mi vida. ¿Estaba convirtiendome en un depravado?. Era mejor no pensarlo. Cuando todo sucediera mañana dejaria que sucediera. Mañana seria otro dia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s